San José de La Rinconada


Agreden a un médico y un celador del centro de salud

ABC | SEVILLA.- El Colegio de Médicos de Sevilla condenó ayer dos nuevas agresiones cometidas en la madrugada del pasado día 10 contra un médico y un celador del centro de salud de San José de La Rinconada, hechos que han motivado que el presidente de la entidad colegial, Carlos González-Vilardell, haya solicitado una reunión con la fiscal jefe de la Audiencia Provincial, María José Segarra, para abordar el incremento «preocupante» de las agresiones a sanitarios.

Según se desprende de la denuncia presentada por el facultaitvo agredido, los hechos tuvieron lugar a las 3.00 horas del pasado 10 de junio cuando el médico en labores de urgencias observó a su celador «tumbado en una silla, con pérdida de tono muscular, de visión, sangrando por la frente y rodeado de varios jóvenes desconocidos».

Cuando se acercó a ver lo que ocurría, prosigue el escrito de denuncia, dicho facultativo reclamó la presencia policial, momento en el que, al parecer, dos de estos jóvenes comenzaron a increparle, al tiempo que un tercero le propinaba «puñetazos en la cabeza y puntapiés en todo el cuerpo, ocasionándole la perdida de conciencia al golpearse la cabeza contra el suelo».

Debido a la gravedad de sus lesiones, el facultativo tuvo que ser trasladado al Hospital Virgen Macarena de Sevilla, desde dónde se emitió el parte de las lesiones que le ocasionaron tanto a él como al celador. Al hilo de ello, el Colegio de Médicos informó de que ya ha proporcionado apoyo jurídico a su colegiado, toda vez que avanzó que emprenderá las acciones legales oportunas a fin de que este tipo de agresiones sean sancionadas «con el máximo rigor» como delito al tratarse el médico de un funcionario públcio. El presidente el Colegio de Médicos, Carlos González-Vilardell, también ha solicitado una reunión con la fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Sevilla, María José Segarra, al objeto de abordar el incremento de las agresiones.

La institución colegial pidió, igualmente, que la sociedad en general se conciencie de la "inseguridad e indefensión" que padecen los facultativos en el desempeño de sus funciones, al tiempo que solicitó a la Consejería de Salud y a las autoridades competentes todo su apoyo y colaboración para que situaciones no se sigan produciendo.

Por otra parte, compañeros de los agredidos han convocado para el mediodía de hoy un paro de protesta a las puertas del centro de salud de San José de la Rinconada de quince minutos de duración.