HOSPITAL NIÑO JESUS


Celadores sancionados por no trasladar una muestra de orina

MADRID.- La Dirección del Hospital Niño Jesús ha expedientado a tres celadores del servicio de Urgencias por negarse a trasladar una muestra de orina, según la Confederación General de Trabajo (CGT). Los empleados, uno de ellos delegado sindical de CGT, se resistieron porque existe en el centro un tubo neumático para estos traslados.

Según la denuncia sindical, «el contencioso con el jefe del Servicio de Urgencias es antiguo, al negarse éste a utilizar el tubo neumático, un medio que mejora el funcionamiento del servicio y acelera el envío de muestras».

El instructor «ha calificado la falta como insubordinación y falta de sumisión debida, por lo que ha pedido la suspensión de empleo y sueldo de seis meses y un día por infracción muy grave, sin tener en cuenta que la orden no se ajustaba a derecho, puesto que se instaba al traslado de muestras orgánicas sin el debido embalaje», según el sindicato.

La CGT ha convocado para mañana a las 14.00 horas una concentración en el hospital para apoyar a los expedientados y «denunciar el abuso de poder que ha ejercido la Dirección y la persecución que se realiza contra los delegados del sindicato». Este periódico ha intentado sin éxito durante dos días conocer la versión del hospital de los hechos denunciados.