El trabajador salió del hospital esposado tras la investigación policial. La víctima denunció que simuló ser médico y le hizo un reconocimiento


Suspendido de empleo un celador del Materno detenido por abusos a una paciente


JUAN CANO/ MÁLAGA.- El Hospital Materno Infantil ha suspendido de empleo y sueldo a un celador acusado de presuntos abusos sexuales a una paciente, al hacerse pasar por médico y realizarle tocamientos. La denuncia motivó incluso la detención del trabajador días atrás, aunque hasta ahora no había trascendido.

Según confirmaron fuentes cercanas al caso, el celador fue arrestado por agentes del Cuerpo Nacional de Policía dentro del propio hospital, del que salió esposado. Paralelamente, el Materno decidió suspenderlo de empleo y sueldo como medida cautelar mientras se resuelve el procedimiento judicial. Había sido contratado semanas antes de la denuncia.

Al parecer, y siempre según las fuentes, el acusado, que tiene unos 40 años, habría reconocido los hechos que se le imputan. La detención se produjo a raíz de la denuncia de una paciente de unos 50 años, que aseguró que el celador se hizo pasar por médico.

La mujer se encontraba hospitalizada por un fuerte dolor en el abdomen. Según las fuentes consultadas, el trabajador entró en su habitación ataviado con una bata blanca, cuando su uniforme es de color verde, y simuló hacerle un reconocimiento médico.

In fraganti

En esos momentos apareció una enfermera del centro y el celador, al verse sorprendido, abandonó precipitadamente el cuarto. Al parecer, a la paciente le resultó sospechosa la exploración que le había hecho del supuesto médico y preguntó a la enfermera sobre el extraño reconocimiento al que le había sometido el doctor. Fue entonces cuando la trabajadora le dijo que ése no era el médico, sino el celador de la planta.

La denuncia de la víctima, que trascendió el pasado 12 de septiembre, motivó una investigación interna del Hospital Materno Infantil, que abrió un expediente de información reservada al empleado. El asunto acabó en manos de la Policía Nacional, que procedió a la detención del celador por un presunto delito de abusos sexuales.

Estos días ha saltado a la luz pública otro caso similar, esta vez en Barcelona, donde un ginecólogo que trabaja en un ambulatorio de la sanidad pública fue detenido por supuestos abusos sexuales a varias de sus pacientes. Varias de las mujeres confirmaron ante la policía los hechos que se le imputan