MORDEDURAS

MORDEDURA DE SERPIENTE

Las mordeduras de serpientes en estas latitudes climáticas no son venenosas, a menos que se trate de una víbora. Éstas son poco agresivas y no muerden, a menos que se las moleste o pise.

Medidas de prevención y tratamiento

El veneno es inoculado a la herida mediante los colmillos que son huecos, extendiéndose rápidamente por el organismo. Estos colmillos pueden ser fijos o retráctiles. El veneno que inoculan puede ser hematotóxico o neurotóxico.

Veneno hematotóxico

Signos y síntomas:

-Dolor inmediato en la zona afectada.

-Edema (comienza tempranamente y puede abarcar toda la extremidad)

-Petequias y equimosis

-Posibles signos y síntomas sistémicos: debilidad y fiebre, náuseas, vómitos, hormigueos y entumecimiento peribucal, ergusto metálico y fasciculaciones musculares.

-Posible hipotensión, hemorragia extensa, choque y edema pulmonar.

Veneno neurotóxico

Signos y síntomas:

-No hay signos ni síntomas locales y el cuadro sistémico tal vez no aparezca inmediatamente en caso de intoxicación grave.

-Los signos y síntomas posibles y que aparecen después de varias horas incluyen aprensión, inquietud, disnea, náuseas, sialorrea, vómitos y debilidad.

-Parálisis bulbar, que aparece en 4 a 7 horas.

-Parálisis difusa, que surge en 1 a 2 horas.

-Los signos y síntomas evolucionan rápidamente y pueden ocasionar parada respiratoria.

Actuación:

El auxiliador no tomará la responsabilidad de poner él mismo una inyección antivenenosa, a menos que se dé esta doble consición:

 MORDEDURAS DE ARAÑA

La mordedura de araña en humanos se produce en el mayor número de ocasiones de forma accidental y, frecuentemente, pasa desapercibida en un primer momento, ya que el accidentado suele relacionarla con la picadura de algún insecto u otra causa desconocida.

En nuestro país se estima que existen más de 1700 especies diferentes de arañas, aunque sólo tres de éstas pueden considerarse peligrosas para el hombre la "araña marrón" (Loxosceles rufescens), la "viuda negra" (Latrodectus tredecimguttatus) y la "tarántula" (Lycosa tarentula fasciventris).

 

Identificación de la lesión

La mordedura suele situarse en extremidades superiores e inferiores e incluso en genitales. Las señales que la identifican son dos puntos separados menos de 6 mm. Estas dos micropunciones están enrojecidas, a veces dolorosas y con picor.  


EFECTOS LOCALES 


Araña marrón

Viuda negra

Tarántula

Edema

 

X

X

Necrosis local

X

X

X

Ulcera local

X

 

 

Costrosa

X

 

 

EFECTOS SISTÉMICOS

Hipermermia

X

 

 

Mialgias

X

 

 

Hemólisis

 

 

 

Coagulación Intravascular Disemminada

X

 

 

Dolores en ganglios y adenopatía

 

X

 

Contracturas musculares

 

X

 

Nauseas y vómitos

 

X

 





Actuación:

Siempre que sea posible es importante identificar el ejemplar que ha producido la lesión, para valorar si es venenoso.

 

MORDEDURAS DE MAMÍFEROS.

Las mordeduras de los animales (ser humano incluido) son peligrosas por el riesgo de trasmitir enfermedades tales como la rabia, tétanos u otras infecciones. Toda mordedura de animal se debe mostrar al médico.

Si se sospecha que un animal doméstico (perro, gato, caballo, ganado, etc..) está afectado por la rabia, hay que esforzarse en capturarlo vivo y llevarlo al veterinario.

Se puede haber cogido la rabia sin haber sido mordido: un simple contacto es suficiente; la lamida de una animal o la manipulación de su cadaver pueden trasmitirla.

MORDEDURAS DE PERSONAS

Información general

-Son las más peligrosas de todas las mordeduras de mamíferos, por las posibles complicaciones graves que son la consecuencia de infecciones producidas por los microorganismos infectantes que son habitualmente Staphylococcus y Streptococcus.

-Más frecuentes en las manos, porque son consecuencia de peleas y luchas, y pueden causar desgarros profundos que alteran aponeurosis, tendones y articulaciones. Si ocurren cuando el puño está cerrado la piel desgarrada se retrae y retorna a su posición original, y hace que la saliva penetre en los planos profundos.

-Posible retraso a la hora de pedir ayuda sanitaria por vergüenza.

Signos y síntomas

-Desgarro con cantidades importantes de tejido desvitalizado.

-Formación de hematoma.

-Posibles lesión por aplastamiento.

-Posible amputación.

-Posible infección, y entre sus signos tempranos están enrojecimiento, calor, dolor al tacto, hinchazón y un exudado grisáceo fétido.

Actuación.

 



MORDEDURAS DE PERROS

Información general

-Más comunes en las extremidades, cabeza y cuello.

-Casi todas las mordeduras son por razas de gran tamaño, de forma que son frecuentes heridas graves.

-Por lo regular es bajo el índice de infecciones concomitantes.

Signos y síntomas.

Los signos y síntomas varían desde contusiones y desgarros superficiales, hasta lesión grave por aplastamiento, heridas por punción profunda, y pérdida de tejidos.

Actuación.

 

MORDEDURAS Y ARAÑAZOS DE GATOS

Información general

-Por lo general no son tan graves como las mordeduras de perros.

-Existe un 30% de posibilidades de infección.

Signos y síntomas.

En forma típica, heridas pequeñas, penetrantes y profundas que alteran tendones y pueden llegar a espacios articulares. Los arañazos pueden ser profundos.

Actuación.

Hay que estar alerta despues de la aparición de fiebre por arañazo de gato. Su periodo de incubación es de 3 a 10 días y en la piel de la persona pueden surgir pápulas dolorosas, con linfadenopatía dolorosa, cefalea, fiebre, malestar y eritema. El cuadro no tiene tratamiento, pero desaparecerá en unos meses.

 

PICADURAS

PICADURAS DE INSECTOS

Las picaduras de insectos pueden llegar a ser graves debido a la reacción del organismo al veneno, por la trasmisión de una enfermedad o por infección de la herida, favorecida por haberse rascado. Es por ello que a las personas alérgicas a los venenos de los insectos les puede ser útil llevar algún medicamento autoinyectable prescrito por su médico, para evitar el shock.



PICADURAS DE ABEJA O DE AVISPA.

-Si el aguijón permanece en la piel (abeja sobre todo), retirarlo con unas pinzas pequeñas (como las de depilar, por ejemplo) y poner sobre la picadura una compresa con amoníaco rebajado, hielo o vinagre. Si la región afectada se hicha mucho o está muy dolorida, llevar al sujeto al médico.

-Una picadura en la boca o garganta de una persona alérgica puede dificultar la entrada de aire en los pulmones como consecuencia del edema. En estos casos puede ser útil el hacer chupar un cubito de hielo al accidentado durante el traslado urgente al centro hospitalario.

-En los casos graves, se deben vigilar las posibles alteraciones que se produzcan en las constantes vitales.

 PICADURAS DE MOSQUITOS.

Los mosquitos deben ser eliminados o alejados mediante los medios individuales (aerosoles, insecticidas eléctricos, etc.) y colectivos, ya que una de sus especies propaga el paludismo. La protección colectiva consiste en el secado de todo pequeño charco de agua estancada y en la desinsectación de charcas. En el interior de la casa se pulveriza el techo con un insecticida (aproximadamente 3 meses de eficacia).

 PICADURAS DE PULGAS O DE PIOJOS.

Las picaduras de pulgas y piojos son peligrosas en los grandes desplazamientos de la población, en donde las condiciones de higiene son malas (guerra, éxodo). Pueden provocar enfermedades graves. Las pulgas pueden transmitir la peste, y los piojos del cuerpo, el tifus.

Los piojos del cuerpo no viven en la piel, sino en la ropa; pulverizando los vestidos se logra destruirlos. El frío mata los piojos.

Los piojos de la cabeza son frecuentes en los niños. Es por ello que se aconseja inspeccionar minuciosamente el cabello de los niños, al menos una vez por semana. Las liendres se ven fácilmente al utilizar un peine fino para peinar el cabello.

 PICADURAS DE PECES VENENOSOS, ERIZOS Y MEDUSAS.

Las picaduras de ciertos animales venenosos, tales como los peces araña, escorpenas, rayas, erizos o un simple contacto (medusa), son generalmente muy dolorosas y pueden acarrear reacciones generales.

Los signos y síntomas que la persona puede presentar son: dolor, intenso picor, eritema y edema de la zona afectada.

Actuación:

-Si fuera posible, identificar al ejemplar que ha producido la lesión.

-Tranquilizar al afectado y acompañantes.

-Se mantendrá al afectado en reposo y en una postura cómoda, evitando movimientos innecesarios.

-Intentar retirar la espina, pincho, o restos de medusa (protegiéndose los dedos) que hubiesen en la piel.

-Lavar la zona afectada con agua de mar, jamás con agua dulce. Si hubiera oportunidad se recomienda irrigar la zona con vinagre ( o amoníaco rebajado en agua) o alcohol isopropílico al 60%. El agua dulce y cualquier otra solución a excepción de las citadas, en caso de picadura de medusa, puede producir la descarga de los nematocistos clavados en la piel, por cambios en la osmolaridad .

-Si fuera posible, aplicar frío, no directamente, durante al menos 15 minutos. Se podrá repetir la misma operación si no cediese el dolor, otros 15 minutos.

-No frotar la zona con objetos ni tocarla con las manos.

-Si el dolor es muy fuerte se puede administrar algún analgésico.

-Se debe prestar especial atención a personas con antecedentes alérgicos, con afectaciones cardio-vasculares o respiratorias, así como a aquellas sensibilizadas anteriormente, debido a que pueden presentar complicaciones importantes.

-Trasladar a un centro sanitario.

PICADURA DE ESCORPIÓN

Los escorpiones pertenecen al subreino de los Metazoos.

En nuestro país existen cuatro especies diferentes de escorpiones, y de estas tan solo una, el Buthus occitanus (esta especie se encuentra en las siguientes regiones: norte de África, sur de España, sur de Francia, Turquía, Grecia y en algunas islas del Mar Mediterráneo), se debe considerar peligrosa en caso de picadura. Este escorpión también llamado escorpión amarillo o alacrán es de coloración pardo-amarillenta, posee una grandes pinzas y la cola es más larga que el resto del cuerpo.

En el resto de las especies su picadura tan solo puede producir una reacción local y no en todos los casos. Los escorpiones habitan en lugares secos y pedregosos encontrándose en prácticamente todo el país 

La picadura de escorpión en humanos se produce en el mayor número de ocasiones de forma accidental en las extremidades superiores al levantar una piedra o tronco caído, lugar donde suelen dormir durante el día al ser animales de vida nocturna.

Identificación de la lesión

Las picaduras de escorpión se identifican mediante la existencia de una micropunción con mácula o pápula eritematosa de unos 4 a 6 cm de diámetro aproximadamente, con un punto central rasgado en el que puede aparecer un foco necrótico con posterior formación de escara.

También aparece dolor de diversa intensidad que suele irradiarse, e incluso se puede llegar a presentar parestesias (pérdida de sensibilidad). La duración del dolor puede durar desde una horas a varios días. La inflamación suele acompañarse de edema y tumefacción en el punto de inoculación y zona adyacente. Algunas reacciones generales que pueden presentarse son:

-Sudoración profusa.

-Sialorrea (salivación profusa)

-Hipotensión.

-Taquicardia y/o alteraciones del ritmo cardíaco.

-Vómitos.

-Disnea.

Anteriores picaduras en un mismo sujeto pueden facilitar reacciones de tipo anafiláctico.

Actuación:

-Si fuera posible, identificar al ejemplar que ha producido la lesión.

-Tranquilizar al afectado y acompañantes.

-Valorar los signos vitales, frecuencia cardíaca, respiratoria, coloración, etc.

-Se mantendrá al afectado en reposo y en una postura cómoda, evitando movimientos innecesarios.

-Mantener la zona afectada en posición funcional, inmovilizándola si existen estado de angustia o nerviosismo.

-Lavar la zona afectada con agua y jabón.

-Es recomendable no utilizar desinfectantes o antisépticos que puedan enmascarar la lesión con su color.

-Si fuera posible, aplicar paños con agua caliente a la temperatura máxima que pueda tolerar el paciente.

-Si el dolor es muy fuerte se puede administrar algún analgésico.

-Ante tumefacción o edema, elevar la zona afectada.

-Trasladar a un centro sanitario.