INMOVILIZACIONES

La inmovilización tiene como fin evitar movimientos a nivel de la lesión (efecto antiálgico y relajante muscular) así como corregir el desplazamiento de los fragmentos, de una forma definitiva o temporal.
Existen dos tipos de inmovilización: interna y externa. Únicamente nos vamos a ocupar de la segunda, ya que la primera es la que los traumatólogos realizan en el quirófano.
Para realizar una inmovilización externa, en primeros auxilios, podemos utilizar materiales tales como: mantas, pañuelos, toallas, vendas, tablas de madera, palos, ramas de árboles, etc. Es decir, todo aquello que tengamos a manos y que creamos que puede sernos útil.
CÓMO INMOVILIZAR:
A. TRAUMATISMO DE COLUMNA (a cualquier nivel):
B. TRAUMATISMOS DE HOMBRO , CODO Y BRAZO:
C. TRAUMATISMOS DE ANTEBRAZO, MUÑECA O MANO:
D. TRAUMATISMOS DE CADERA Y MIEMBROS INFERIORES:



TRANSPORTE

Antes de realizar cualquier maniobra de movilización a un accidentado se han de tener presente siempre dos consideraciones:
  1. Nunca se moverá un herido cuando sólo haya un auxiliador. Al menos se precisarán dos auxiliadores para mover adecuadamente a un herido.                

  2. Al herido hay que moverle como si fuese un bloque rígido. Es decir, hay que impedir el movimiento voluntario de sus articulaciones. Evitar toda flexión o torsión, transportándolo siempre recto como un poste, a fin de proteger su médula espinal en caso de fractura de la columna vertebral.

Uno de los mejores métodos para la correcta movilización de un accidentado (en ausencia de material de movilización especial: camilla de tijera, colchón de vacío, etc), es el denominado de "auxiliadores alternos", ya que es de los que más seguridad dan. Pueden intervenir tres o más auxiliadores, precisándose que la víctima esté en decúbito supino (acostado boca arriba).
Los socorristas se colocarán de rodillas a los lados del herido y procederán así:
  1. Un auxiliador colocará sus manos debajo de la cabeza-cuello y espalda de la víctima.



  1. Otro colocado al mismo lado del anterior, pondrá sus manos debajo de los glúteos y rodillas.

  2. El tercero, se colocará al lado opuesto y sujetará la espalda y los muslos.

  3. Enlazarán sus manos.



En la imagen se muestran dos formas de entrelazar las manos.

  1. Y a la vez, levantarán con suavidad a la víctima, cuando uno de ellos lo indique con su voz.